Salsa inglesa

La receta de la salsa worcester (Perrins): una salsa sabrosísima que se utiliza como acompañamiento de carnes de todo tipo, y que no cuesta demasiado hacer.

Receta de salsa inglesa

Ingredientes para preparar salsa inglesa

  • 200 ml. de vinagre
  • 50 ml. de melaza
  • 50 ml. de salsa de soja
  • 50 ml. de agua
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 anchoa
  • 10 gr. de jengibre
  • 1 cucharada de pulpa de tamarindo
  • 1,5 cucharadas de mostaza en grano
  • 1/2 palo de canela
  • 1 pizca de curry en polvo
  • 6 bolas de pimienta negra
  • 3 bolitas de pimienta roja
  • 4 clavos
  • 1 pizca de cardamomo
  • 2 cucharaditas de sal

¿Cómo preparar salsa inglesa?

  • Para hacer la salsa inglesa casera al estilo Perrins, empezaremos infusionando la cebolla cortada en cuatro trozos y el ajo a la mitad con todas las especias: el cardamomo, el palo de canela, el clavo, el jengibre, la pimienta roja y negra y la mostaza.
  • Para ello, en un cazo pondremos a calentar todos los ingredientes líquidos de la salsa inglesa, menos el agua: el vinagre, la soja, la pulpa de tamarindo y la melaza; y cuando empiece a humear, meteremos las especias indicadas anteriormente metidas en un atillo para infusiones (hecho con tela de seda).
  • Aparte, vamos a triturar la anchoa con el curry, la sal y el agua, y la pasta obtenida la vamos a agregar al cazo donde están infusionando el resto de ingredientes.
  • La infusión inicial de la salsa inglesa tiene que permanecer en el fuego sin hervir durante cuarenta minutos.
  • Hecho esto, vamos a meter todo el contenido del cazo en un frasco esterilizado (incluido el saco de especias) y lo vamos a mantener tapado herméticamente en el frigorífico por 10 días, agitándolo al menos dos veces al día.
  • Pasado ese tiempo, vamos a colar la salsa inglesa antes de enfrascarla en botes esterilizados para conservarla en un lugar fresco y seco. Una vez abierta, la salsa inglesa hay que mantenerla en el refrigerador.
  • Foto orientativa: Drab Makyo
Nota del autor:

La salsa inglesa se conoce también como salsa worcester, salsa worcestershire o salsa perrins. Esta última, la salsa Lea & Perrins, es la marca más conocida de salsa inglesa.

Como ves, no es nada complicado hacer la salsa inglesa en casa, lo que resulta verdaderamente difícil es reunir todos los ingredientes que se necesitan para hacerla. Tanto es así, que lo más sencillo es comprarla, pero hacer la salsa inglesa casera y comprobar que el resultado es bueno, provoca un placer que no es comparable al de probar la salsa worcestershire comprada.